Ridiculum-vitae

RIDICULUM VITAE

por Carlos G. Torrico

 

El currículum vitae debería considerarse ya un nuevo género literario. El resumen de miles de vidas en crisis, recapitulando, rescatando, rastreando lo más valioso como los buscadores de oro, con las uñas rotas.

Su redacción nos retrotrae a la tierna juventud. Y describe cómo progresamos durante años hasta que nos topamos con la crisis. Desde ese momento dejamos de progresar, comenzamos a regresar. Espero que tengan en cuenta en la Real Academia de la Lengua este próspero fenómeno para las Letras.

Millones de personas frente al documento de texto inmaculado, las más veces con la ayuda de una plantilla robada. Por que los genios roban. Sin embargo, el “copypaste” no da para mucho más. O contamos mentiras o contamos verdades, o ambas, pero hay que crear.

Currículum es sinónimo de Mínimo Objeto de Marketing Personal. Y este acto es un acto literario. Contar tu vida de modo que interese al lector, que llene de emoción, de intriga, de interés. Y te convierta en el elegido para la supervivencia.

En el proceso, algunos inventan. Crean personajes bien definidos con trayectorias personales, hobbies y gustos musicales. Escapan de una realidad traumática en un acto terapéutico, modificando el pasado.

La pérdida de la inocencia, el fracaso y el éxito. Fracaso en definitiva ya que el encuentro con éste género implica una carencia, una insatisfacción, una búsqueda y probablemente una ansiedad, una angustia, una incertidumbre. ¡Estás en paro!

Significa que probablemente algo falló, alguien desconfió, algún número retrocedió, alguna cantidad no alcanzó. Y tu nombre saltó de una lista a otra. Y una llamada a un despacho. Y los nervios porque intuyes lo que pasa en esas caras serias y zas! Te convertiste en el siguiente escritor de currículum.

Pero no te aflijas, somos tantos que está claro que vas a pertenecer a un esplendor como el de la novela realista en el s.XIX, el teatro clásico o el Romance medieval. El XXI es el Siglo de Oro del Currículum, de las vidas de los autores. La literatura de las vidas resumidas. La Generación del 27, la Generación del 98 y los Compositores de Currículum del XXI. El movimiento literario más masivo de todos.

Momento de cerrar viejas heridas, recordar personas y acontecimientos. A ello nos llama el instinto de supervivencia, que movió a los más grandes a crear las mejores historias. Sólo para comer.

Sintiendo la distancia astronómica uno se siente un poco como Edgar Allan Poe o Charles Bukowski contando sus historias desde el fango. Se despliega entonces el razonamiento moral, el dilema de la mentira, la falacia del nivel medio de inglés o del nivel usuario de informática.

Algunos cultivan el Dadaísmo, escribiendo sus últimos once trabajos en espiral. O con un toque más sobrio, Románico en los márgenes.

Otros le dan un cariz ideológico. Hay currículum marxistas, librecambistas. De modo que te echaron por ser del sindicato, o por vender fuera botellas de la tienda.

No importa siempre que sean historias bien contadas, con ganas. No ya por conseguir un empleo, sino por darle valor a lo que hemos hecho. Que trabajo nos costó encontrar.

carlosgtorrico@gmail.com – www.nanopoetica.com

Leave a Comment