Entrevistas # 115 Sebastián Fiorilli

Entrevistas # 115 Sebastián Fiorilli

Posted on 26 ene ’16

nombre: Sebastián Fiorilli

definición: Indefinible. Inclasificable. Las nomenclaturas no ayudan a soportar el mundo ni a decirlo, lo hacen menos habitable.

término: Lo prefiero sin la tilde. Fin.

cuándo: Durante unos segundos donde en el mundo, todo es silencio.

profesión: Comunicador, creativo publicitario, profesor de escritura creativa.

poemario: Marisma de mí, El perfecto dejado, Cuidado que viene el lobo (bilingüe francés-español), La primavera de los ciegos (inédito), Yo también fui normal (inédito). Poesía enlatada (poemas para dar la lata). La poesía da para comer (libro de poemas comestibles ilustrado por “el encargado”).

genotipo poético: La memoria.

fenotipo poético: Las ausencias, las distancias…

material: Todo aquello que es susceptible a la belleza y el dolor.

orgullo: Nunca me he traicionado.

verbo: “Niñar”.

estilo: Inclasificable o inexistente.

co-creación: La poesía da para comer (libro de poemas comestibles) ilustrado por “el encargado”.

oferta: Se busca persona que comparta la poesía. Por favor, absténganse todos aquellos interesados en el poder, la fama y el reconocimiento. Esto va de otra cosa. Una divertida y con errata incluida: “Se busca secretaria con ingles”.

silencio: Atronador y vital. Un socorro pendiente.

canción: Oblivion (Astor Piazzolla) Naima (John Coltrane).

dónde: Quizá exista ese lugar donde la vida duela un poco menos, donde resguardarnos y esperar a que todo pase.

expresión: Facta non verba.

mancha: Es Castilla.

juramento: No existe. Es una falla judeocristiana.

película: Amarcord (Fellini), Novecento (Bertolucci), Un soplo al corazón (Louis Malle).

color: Rojo.

proyecto: No caer en la estupidez. Resistir. Ahondar en la complejidad de la poesía. (Proyectos complicados).

lenguaje: El que perfora, el que escribe para nada y para nadie. Aquel que burla la muerte.

poema: Es muy complicado e injusto, pero me quedo con:

Considerando en frío, imparcialmente. César Vallejo.

Considerando en frío, imparcialmente,

que el hombre es triste, tose y, sin embargo,

se complace en su pecho colorado;

que lo único que hace es componerse

de días;

que es lóbrego mamífero y se peina…

Considerando

que el hombre procede suavemente del trabajo

y repercute jefe, suena subordinado;

que el diagrama del tiempo

es constante diorama en sus medallas

y, a medio morir, sus ojos estudiaron,

desde lejanos tiempos,

su fórmula famélica de masa…

Comprendiendo sin esfuerzo

que el hombre se queda, a veces, pensando,

como queriendo llorar,

y, sujeto a tenderse como objeto,

se hace buen carpintero, suda, mata

y luego canta, almuerza, se abotona…

Considerando también

que el hombre es en verdad un animal

y, no obstante, al voltear, me da con su tristeza

en la cabeza…

Examinando, en fin,

sus encontradas piezas, su retrete,

su deseperación, al terminar su día atroz,

borrándolo…

Comprendiendo

que él sabe que le quiero,

que le odio con afecto y me es, en suma,

indiferente…

Considerando sus documentos generales

y mirando con lentes aquel certificado

que prueba que nació muy pequeñito…

le hago una seña,

viene,

y le doy un abrazo, emocionado.

¡Qué más da! Emocionado…Emocionado…

link: Facebook/ Sebastián Fiorilli / Twitter: @sfiorilli

Share Button

Be the first to leave a comment