entrevistas # Pilar-Sánchez-Serrano - PGP

Entrevista #47 Pilar Sánchez-Serrano

Posted on 27 may ’14

nombre: Pilar Sánchez-Serrano Astray según mi DNI. Boadicea, según me autobauticé en la red. Plagio inexacto de una reina guerrera que cortaba cabezas a los invasores.

definición: Hago de Celestina con las palabras, pero no me gustan sus matrimonios. Alquimista del ritmo sin ser buena en química. Deshollinadora de imágenes.

término: No hay término, porque no hay fin, ni tampoco hay nombre que pueda definir la totalidad de la materia. Ni un átomo. En definitiva término es un concepto absurdo. Sin sentido.

cuándo: Nunca, siempre, dónde. Cuando quieras. En contra de lo efímero, me da miedo.

profesión: Comunicadora audiovisual en cuanto a título, escritora en cuanto a espíritu. Aprendiendo a escribir con imágenes sin ser infiel a las palabras.

poemario: “Una tirada de dados jamás abolirá el azar” de Mallarmé

genotipo poético: La mitología. La primera estantería a la que llegaron mis manos. Los libros viejos del abuelo y sus billetes de lotería entre las páginas que me daban el premio de la literatura de Paul Éluard, Manuel Rivas, Pessoa, Lorca, Rimbaud, Allen Ginsberg, Verlaine, Baudelaire, Pier Paolo Pasolini, Neruda, Cernuda, Haikus japoneses, Hermann Hesse, Mallarmé. Y seguiría. No tan influyentes para mí en su importancia, sino en cuanto veo y vi novedad en su lenguaje. El genotipo viene definido por los primeros nombres que vienen a mi cabeza cuando pienso en poesía, como los primeros consejeros y padres de mis primeros aullidos, de mis primeros nacimientos, a gatas en un mundo de abstracción y milagro.

fenotipo poético: Siempre me han gustado los cadáveres exquisitos y pensar en construir uno con el Olimpo de creadores personal, un verso de Pizarnik, y otro de Guillén, y a ver que sale.

material: Cerebral. Uno mismo vertido en texto. Convertido. Derramado y amarrado eternamente.

orgullo: Superficie. Muerte. Lo suyo, lo de ninguno, lo inexistente. Nadie permanece. Orgullo es una palabra que hace que me duelan los dientes.

verso: Látigo y placer. Sadomasoquista. Cuando la palabra te elige para azotarte las mejillas y hacerte despertar al limbo de los desheredados, vástagos de un parto y explosión de letras. A-letrado. Para inaugurar el sistema de las contradicciones evidentes.

estilo: ¿Estilo? Des- estilo. A-normado. A-legado. Inventado. El estilo es kitsch. Creo que uno no debe ni puede definir su estilo, ni con espejo.

co-creación: El seno materno. Generacional. Genotipo poético. Aportarse desde la independencia.

oferta: Leerme. No hay oferta que perdure con el paso del tiempo ni demanda que sucumba a la desesperación.

silencio: El silencio es para los cobardes, salvo cuando está la pluma, y entre el rebaño se escucha una oveja gritar y pronunciarse. Cuando uno escucha a Mozart siempre está en silencio. El silencio del que escucha. Del obligado a callar. La telepatía.

canción: The Trooper (Iron Maiden) Pero me parece muy difícil escoger sólo una. La música de cada momento, de cada paisaje, de cada persona, de cada poema. Un grillo que sabe croar entre las atónitas estrellas.

dónde: Nómada. Aún no he encontrado mi sitio. Aunque suene post-adolescente, y aunque muchos de vosotros tampoco lo hayáis encontrado, por mucho que tengáis domicilio propio. Hay un sitio para cada uno, o un sitio para nadie. Puede que la nada o el todo. La energía oscura es energía blanca. Avalon.

expresión: Creo que nunca llegaré a imprimir de manera exacta el choque de materia literaria que viaja por mis venas. No tengo la más remota idea. No lo sé.

mancha: La tradición inventada e impuesta. La putrefacción. Los cánones. Los seres impropios, condenados a no sentirse vivos y obligados a tomar energía de los otros, no dejándoles ser. Lo obsoleto.

juramento: Ser libre. Las cosas que uno se jura a sí mismo son más complicadas de cumplir que las que promete a los demás.

película: La trilogía alucinada de fuego, coches, gangsters, música electrónica, canallas, carreteras y poesía de, “Cabeza borradora”, “Carretera perdida“ y Terciopelo azul”. El cine de un pintor, un vanguardista y un poeta: David Lynch. Porque… ¿y si la oscuridad existiera para ver mejor la luz?

color: Ruido, sonido, fuerza, rasgando, quizás el azul, blanquiazul, iglú, hielo roto. No hay colores únicos, todos están mezclados. El color es conceptual, los esquimales distinguen innumerables tipos de blancos porque saben hundir la nariz en la nieve. El blanco esquimal es el más poliédrico. Mi color.

proyecto: Una soñadora tiene tantos proyectos como sueños. Una gran escalera de caracol y por cada peldaño algo que la ambición se va arrancando para volar más ligera. Vivir de mi profesión. Mi primer poemario que se está gestando.

lenguaje: Obsesión. Admiro a los que hablan con las manos, y me siento hundida en otro idioma.

poema: “Aullido” de Allen Ginsberg. Elegir un único poema es una aberración, pero en este se ve la espontaneidad de escribir sin apenas respirar. La posesión del verbo.

link: www.nuevageneracionliteraria.com

Share Button

Be the first to leave a comment