Entrevista #15 Matias Escalera - PGP

Entrevista #15 Matias Escalera

Posted on 23 sep ’13

nombre: Matías Escalera Cordero

definición: Un tipo tranquilo, pero testarudo; a menudo, paradójico: malhablado y amable, grosero (depende de con quién) y refinado, egoísta y solidario, todo a un tiempo; y, sobre todo, rebelde con una causa muy clara, la del comunismo libertario y la de un arte indomable que responda al mundo real.

término: Unidad

cuándo: Siempre, contra viento y marea; contra todos los vientos y todas las mareas, siempre…

profesión: Profesor en la Escuela Pública, por la que lucho en la marea Verde y por la que abogo; y también, escritor. Escritor, en los términos en que Cervantes se definió a sí mismo (como el que no puede ser otra cosa), cuando este quiso emigrar a América, inaugurando así un oficio nuevo en un mundo nuevo.

poemario: Grito y realidad (Baile del Sol, 2007), el primero, el que me hizo de mí, un novelista, poeta, sin yo pretenderlo.

genotipo poético: ¡Bufff!… No es fácil, pero trataré de reducirlo a sus bases nitrogenadas fundamentales, por un más o menos estricto orden de aparición histórica: las primeras, el Homero de la Odisea; Isaías, el profeta de los profetas; Cohelet, el agnóstico autor del Eclesiatés, Safo de Lesbos; el Sófocles de Antígona; Catulo, San Mateo, el San Juan del Apocalipsis, Hildegard von Bingen, San Francisco, Dante, Juan Ruiz (sobre todo, Juan Ruiz, el viejo joven Arcipreste de Hita), Petrarca, François Villon, Fernando de Rojas, Garcilaso de la Vega; el anónimo autor de El Lazarillo, Cervantes (sobre todo, Cervantes), Shakespeare/Marlowe, o el John Ford de Lástima que seas una puta; Quevedo, Góngora; el abate Prevost y Chordelos de Laclos, Goethe, Holderlin (sobre todo, el pobre Holderlin), Stendhal, Hugo, Balzac, Flaubert, Rimbaud, Baudelaire, Lautréamont, Bécquer, Rosalía, Gogol, Dostoievski, Tolstoi; el Clarín de La Regenta (antes de la traición) y Galdós (sí, el viejo Galdós); Darío, Jarry, Henry James, Joyce, Karel Capek, Jaroslav Hasek, Trakl, Machado, Unamuno, Azorín, Huidobro, Maiakovski, los constructivistas soviéticos y los surrealistas franceses; Joseph Roth, Musil, Thomas Mann, Dos Pasos, Brecht; Aleixandre (casi todo), el Lorca de Poeta en Nueva York, el Alberti de Sobre los ángeles, Cernuda (el más triste y cabreado), Miguel Hernández; Céline; el Cela de Pascual Duarte, los poetas sociales de los cincuenta, sin olvidar a Ángela Figuera; Paul Celan, los novela social del mismo tiempo, sin olvidar Año tras año de Armando López Salinas; José Hierro, Gil de Biedma, Valente; Le Nouveau Roman; el Patrick Modiano de Los bulevares períféricos; Ferdydurke de Gombrowicz, Tiempo de Silencio; el Juan Goytisolo de Señas de identidad, el Jesús López Pacheco de El homóvil; el Henry Roth de Llámalo sueño; Alfonso Sastre, Buero Vallejo, Leopoldo María Panero, Bob Dylan, Jim Morrison, The Clash, Nick Cave; los compañeros de la corriente “Poesía de la Conciencia Crítica”, desde Riechmann, Orihuela, o Falcón, a Patricio Rascón o Antonio Martínez i Ferrer, y, entre los más jóvenes, Pedro Luis Verdejo; los Davides, Benedicte, Eloy y Franco Monthiel; y también, por supuesto, Rafael Chirbes, Belén Gopegui, o Isaac Rosa… Pues de todos ellos (y de muchos más, claro), desde los más antiguos, a mis propios amigos y compañeros de trabajo, me nutro o me he nutrido y han conformado el ADN de mi sensibilidad poética y literaria. Pero podría nombrar a muchos artistas plásticos, cineastas y músicos que también han contribuido y contribuyen a ello.

fenotipo poético: Si el fenotipo sólo es visible mediante la observación de los rasgos exteriores de un organismo, mi fenotipo serían estos: dos novelas, Un mar invisible (IslaVaria, 2009) y El tiempo cifrado, que saldrá en Amargord, la primavera próxima; una colección de relatos, Historias de este mundo (Baile del Sol, 2011); cuatro poemarios, Grito y realidad (Baile del Sol, 2008), Pero no islas (Germanía, 2009) y Versos de invierno (para un verano sin fin), que saldrá este otoño en Eclipsados, y otro aún inédito y a la espera, titulado No es amor es amor… La obra de teatro El refugio (GPS, 2009) y Seis piezas cortas y adaptables para talleres críticos de teatro, que se pueden encontrar en la biblioteca digital de la revista MLRS (www.nodo50.org/mlrs/). La presencia en diversos poemarios colectivos: Los centros de la calle: antología pequeña (Germanía, 2008), Voces del Extremo: poesía y capitalismo (Fundación Juan Ramón Jiménez, 2008), Voces del extremo: poesía y tecnología (Béjar, 2009), Versos para derribar muros: antología poética por Palestina (Los Libros de Umsaloua, 2009), Para Miguel: Centenario del poeta Miguel Hernández, 1910-2010 (Atrapasueños, 2010), La poesía es un arma cargada de Celaya (Atrapasueños, 2011) y Por donde pasa la poesía (Baile del Sol, 2012). Y, en cuanto ensayista y crítico, el libro La (re)conquista de la realidad (Tierradenadie Ediciones, 2007), del que fui editor y coordinador, y mi participación en La República y la cultura. Paz, guerra y exilio (Istmo, 2009). Y, por fin, el más recientemente de todos, Memorias de un profesor Malhablado (Amargord, 2013), en defensa de la Escuela Pública. Sin olvidar, el guión del cortometraje documental titulado Futuro imperfecto, dirigido por Lino Escalera (disponible en www.linoescalera.com); o las secciones que coordino de la revista digital Youkali (www.youkali.net).

material: Sin duda, las ideas. Las ideas son el material; sin ideas acerca del mundo no hay emociones, ni arte, ni poesía con sentido; ni tampoco acción. Aunque muchos crean que las emociones las preceden, no es así.

Orgullo: Creo sinceramente que lo mejor de mí es mi pasión intelectual.

verbos: observar y pensar.

estilo: Fundamentado en la construcción y en el Referente. No hay poesía ni arte sin construcción ni Referente.

co-creación: Una sincera aspiración, que he intentado más de una vez y he llevado a cabo puntualmente. En general, no me importa compartir mis ideas y hallazgos; el ejemplo más reciente de co-creación es el poema “Amor, esta noche háblame bien de Stalin”, publicado en el último número de la revista Youkali.

oferta: El combate sin tregua contra la injusticia, la arbitrariedad, la brutalidad y la estupidez.

silencio: Una conquista de hombres y de mujeres sutiles, discretos habitantes ya del Socialismo.

canción: Muchas, pero quizás tres que marcaron mi adolescencia y juventud, Blowin’ in the Wind, de Bob Dylan, Te recuerdo Amanda, de Víctor Jara, y Al alba, de Aute; y otra que me pone a cien cada vez que la oigo, People Have The Power, de Patti Smith. Y, si te sientes tocado por el amor, El día que me quieras, de Gardel.

dónde: Allí en donde haya un ser sufriente.

expresión: Clara y limpia.

mancha: El dinero; mancha todo lo que toca. Y la traición.

juramento: No traicionar nunca a mis iguales.

película: Ordet, de Dreyer; pues jamás he visto una idea materializada de esa manera tan clara y diáfana en el cine… Y Plácido, un auténtico monumento del cine español y la demostración de que cuando se quiere decir algo, se tiene una idea y se sabe decir, se dice contra cualquier viento y cualquier marea.

color: El rojo, sin duda (y el azul marino)

proyecto: No es literario (que los tengo); es más importante, es la búsqueda de la unidad de la izquierda social y política en un frente cívico que desaloje del poder a esta derecha rancia y antigua que amenaza con devolvernos al siglo diecinueve. Y, en concreto, hacer de la Marea Verde uno de los motores de ese gran proyecto unitario.

lenguaje: El de los que no hablan, sino que actúan… “Los actos nos definen”, escribí una vez..

poema: mío, “Islas no” (el poema emblemático de Pero no islas); y de Holderlin, “Grecia” (por varias e importantes razones)

link: No tengo página, ni blog, ni perfil en ninguna red social virtual, simplemente no tengo tiempo; vivir ocupa mucho (y estudiar y escribir aún más).

Share Button

Be the first to leave a comment