ACLC es una asociación cultural, deforme, informal, sin estructura fija ni ritmo marcado que pretende pasarlo bien a través del arte y la cultura.
Abiertos a toda colaboración, cualquier idea que tengas y quieras compartir no tienes más que escribirnos a contacto@libreconfiguracion.org

Alístate 
 

>> Verso Trebol

>> Verso Trebol

Acto promovido por Víctor Sevillano y la Asociación Cultural Libre Configuración.

Tuvo lugar en Madrid en la Calle San Juan Pascual nº4 (Pueblo Nuevo) el día 16 de Diciembre de 2006
Nos habíamos planteado que Verso Trébol tenía que ser nuestra plataforma para impulsar y lanzar a la nueva y flamante asociación cultural libre configuración, y la verdad, no pudimos salir más contentos del acto. Nos queda pendiente el que os asociéis, pero esa es otro historia.
La hora de inicio prevista eran las 19 horas. El lugar, un pequeño estudio fotográfico que lograron agenciarse Víctor y Quino.
Se planteó de la manera más sencilla, un recinto rectangular donde se situó un escenario inmaterial en el fondo. La gente llegó a llenarlo, digamos que unos cuarenta, sentádose ampliamente a lo largo del recinto. Aunque como siempre algunos quedaron en la zona trasera, de pié, pegados a la pequeña barra.
La iluminación era tenue y apropiada. El programa estaba apretado, se había previsto al detalle. Sus señas de identidad; eclecticismo, todo género de representaciones culturales, y como no, improvisación.
La presentación del acto la llevó a cabo Javier, presidente de la asociación, pero el acto empezó realmente con la introducción, adaptada por el mismo intérprete, de una representación teatral. Un guión de un clásico pasado por el filtro de la modernidad dramática. Todo un acierto y todo un acto de robusta valentía.
Su representación finalizó con el comienzo de la primera actuación musical, en la cual, a Álvaro, se le unieron Ana y Jesús, para recordarnos, con flauta, guitarra y acordeón, los sonidos del Folk.
Nuestro más fiel compañero fue Jesús Ruiz, pianista de alta estirpe, que acompañó la mayoría de los actos con el sonido de su piano, (o más bien con el sonido del piano que se devolvió al día siguiente, a su lugar de partida). Jesús supo darle a todo el acto el sonido adecuado, nos emocionó y nos deleitó con su academicismo.
Víctor H. Sevillano se lució con su mejor repertorio de fotografías retroproyectadas contra el amplio de la pared. La inspiración de Jesús al piano, quizás hicieran de esos momentos de simbiosis uno de los más emocionantes del acto.
Tuvimos también una dinámica poética guiada por Quino que provocó más de una sonrisa y algún que otro estremecimiento. La lectura de poesías, en los tiempos muertos llenos de vida, fue progresiva, de las primeras lecturas de nuestros poetas colaboradores consagrados como Fernando Pérez de Blas y Miguel Rico, hasta el arranque final, con la participación de voces repartidas en el recinto, con Coral de valiente, recuperando sus cualidades representativas casi olvidadas.
En intervalos, la gente charlaba y o disfrutaba en la barra, o escapaba del estudio hacia la puerta, a fumar, a conformar la pandilla de smokers LC. Aquello ocurría entre las representaciones, teniendo el placer de escuchar la guitarra flamenca de David Gil y las letras de autora de Paloma Jiménez.
Terminó el acto con más fotografía y piano, con más música. Pero eso era solo lo previsto. Aquello fue el germen del culmen, fue entonces cuando ya quedamos los fervorosos, los creyentes, cuando saltó la chispa final, cuando los poetas tímidos y sensibles salieron, cuando se produjo un baile feliz de confraternización, cuando todo se fundió en uno y cuando surgió el sueño oculto de lc.

Andrés S.S.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Fotos

                   

Poemas compuestos para el acto.

Verso trébol

Es uno como otro cualquiera
en apariencia al menos
que con el trato y la costumbre
viene a más si llega el caso
en mil y un sentidos.

Si un día está triste
sin motivos o con tantos
como el mismísimo mundo,
al siguiente no encuentra sombra
ni lugar a dudas.

Y es feliz,
como un tonto,
porque sí,
por un color olvidado
donde no imaginabas
o aquel detalle
sin ninguna importancia.

Es el verso trébol,
el que crece en el parque
de todas las horas,
el que persigues
y no encuentras,
escondido a la vista
de todos y todas
las verdes promesas.

—————

La suerte está echada.

Plácidamente tendida
sobre el verde tapiz
de las eventuales costumbres,
no va más,
la suerte está echada
y es hora de jugar.
¡Bailen, miren y lean,
es hora de soñar!
Vengan y apuesten:
una moneda, casi nada,
por pasar un buen rato,
con un par al impar,
o el todo por el todo
a un número solo.
No hay mucho que pensar.
Son tantas las palabras
que nos quedan por rifar,
o postales o ritmos
(como los quieras llamar).
La suerte está echada.
No va más. No va más.
quino romero

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Camisetas

 

Leave a Comment