ACLC es una asociación cultural, deforme, informal, sin estructura fija ni ritmo marcado que pretende pasarlo bien a través del arte y la cultura.
Abiertos a toda colaboración, cualquier idea que tengas y quieras compartir no tienes más que escribirnos a contacto@libreconfiguracion.org

Alístate 
 

>> ACLC (declaración poética).

Se abre a los ojos tras la tupida maleza un paisaje imponente.
Asociación de ideas, de cuerpos, de deseos y acciones. Un jardín infinito donde jugar entre horas como niños. Una ilusión! Miles de reacciones! Un puente a lo posible, a lo imposible. Conjunto abierto, formación en proceso. Relación de relaciones, estímulos, respuestas.

Pintaremos las nubes de amarillo submarino, el sol de azul triste princesa y el cielo de ilusión amazonas. Publicaremos silencios, representaremos colores, pintaremos palabras. Sembraremos vocales que un día serán versos de poemas inolvidables. Olvidaremos. Esconderemos tesoros que nadie descubra. Buscaremos objetos de nulo valor nunca desaparecidos. Inventaremos recuerdos, recordaremos inventos.

Un patio de colegio sin colegio, donde alumnos y maestros se igualan en la balanza perfecta de la reciprocidad. Se funden en uno escenario y butacas. No hay alturas que diferenciar. La palabra, el concepto, la expresión es el valor de cambio en un mercado donde nadie compra y donde todos venden, donde todos ganan y ninguno pierde. Conexión ideal. Cultura, conocimiento, desarrollo expresivo.

Por arte del birlibirloque, carambolas del destino o del sin él, tenemos la suerte de ver florecer esta espontánea disposición de facultades. Libre configuración, un cuerpo, mil ideas. Elementos de una pieza, partes
de un total, fundamentales, activos, reactivos, medios y fines. En un sistema abierto, la interacción acrecienta el flujo y reflujo de alimentación. Los componentes integrantes dan sentido y dirección a esta estructura metafórica original.

Un organismo inquieto, remanso de lunas, fuente de soles, aparato de imprecisión, cuerpo ideal, esquema sin reglar, esqueleto que encarnar. Valle de risas, calle de artesanos, malabaristas y duendes, afluentes de luz y color concurren espontáneos en la inocencia, ribera de mecánicos, orilla donde los cirujanos reconstruyen la canción del mar. Fijadores del tiempo, músicos piratas, estampadores de sueños, misioneros de la palabra, deshollinadores de silencio, potentados desposeídos del don, prófugos reos de la belleza, modeladores del viento, constructores de azar, reproductores auténticos, copistas subjetivos, astronautas, náufragos, todos. Soldados, fundidos todos en el gran panal como granos de arena, agua, madera y bronce. Emociones manifiestas, clandestinas, conceptos públicos o privados, modelos que seguir, tallas que crear. Todo cabe en el salón de baile.

El radio de acción, sin límite. Los objetivos: recordar, recrear y crear. Este es nuestro origen, un cruce de caminos, un sistema elástico, un cuerpo versátil. Nuestro espacio, nuestra armadura, nuestro sentir, nuestra desnudez. Es vuestra casa, laboratorio o taller de actualidades. Para obrar vuestros deseos y capacidades.

ACLC: Un claro del bosque donde planear sobre la ciudad una operación perfecta. Alma- útil de labranza, salvoconducto de juguete.
Bailaremos al son de la voz del aire bajo la libertad.

Camino del centro tras las consecuencias más insospechadas, surgieron espontáneas las ocasiones.

La asociación es el poder.
La cultura la huella.
La libertad el caer
En la pendiente cuenta
Del ignorar y conocer.
La configuración es la puerta
Por donde coger
La calle de las promesas.

El arte
La escuela pública
Donde aprender la vida
como saber comunitario
el frágil y vigoroso valor
de las verdades humanas,
donde poder plasmar
durezas y superficies.

Un sentido íntimo irracional,
Un compromiso intelectivo,
Estético y ético con la libertad
de pasión, conocimiento y expresión.

Leave a Comment