ACLC es una asociación cultural, deforme, informal, sin estructura fija ni ritmo marcado que pretende pasarlo bien a través del arte y la cultura.
Abiertos a toda colaboración, cualquier idea que tengas y quieras compartir no tienes más que escribirnos a contacto@libreconfiguracion.org

Alístate 
 

apollo

El Teatro Apollo se transforma en un ‘night club’ para rememorar sus orígenes

 

El mítico escenario de Harlem se convertirá en un night club para evocar sus primeros años. Hubo un tiempo, allá por los años 30 y 40, en el que los focos del Teatro Apollo alumbraron a leyendas como Dizzy Gillespie, Duke Elliot o Sarah Vaugh y en el que el público, envuelto en nubes de humo de cigarrillo y olor a licor interactuaba con los bailarines de claqué y las orquestas de jazz. El escenario de Harlem se transformará a partir de febrero en el Apollo Club Harlem, un cabaré similar a los que en los años 30 y 40 llenaban las calles Nueva York y con el que sus responsables quieren evocar los espectáculos que hicieron famosa a la sala.

Durante sólo tres funciones, el público podrá rememorar el ambiente de las bandas, los cantantes de jazz o los bailarines de claqué que pasaron por el mítico escenario a principios del siglo XX con un maestro de ceremonias muy especial, Maurice Hines, que debutó en el Apollo con siete años junto a su padre y su hermano. “El Apollo es un emblema de la industria del espectáculo y me ha acompañado durante gran parte de mi carrera, así que me siento orgulloso de poder liderar a un elenco impresionante de artistas que ayudarán a la audiencia a revivir la gran historia del teatro”, señaló Hines en un comunicado.

Entre el repertorio al que aludía el artista se encuentran la cantante de jazz, galardonada con un Grammy y un Tony, Dee Dee Bridgewater, la compositora e intérprete de origen francés, Cécile Salvant, la bailarina de claqué, Dormeshia, o el bailarín de street dance, Storyboard P, a los que acompañará una orquesta y un coro de baile “formado por mujeres de verdad, guapas y voluptuosas, como las de entonces”, indican en un correo electrónico los responsables de comunicación del teatro.

Para rememorar los tiempos en los que leyendas del jazz y el propio Hines actuaron en el Apollo, el escenario se ampliará y los 600 asientos de la orquesta se transformarán en una sala con mesas y sillas para 250 comensales, que “podrán beber alcohol, como en los night clubs de entonces, aunque no llenarán la sala del humo del tabaco, fumar sigue prohibido”, recuerdan desde el teatro.

La apuesta del Apollo por revivir el ambiente de las salas de cabaré de la época de entreguerras, se suma a una corriente que se está extendiendo por Broadway. En junio el antiguo local del mítico Studio 54 reabrió sus puertas bajo el nombre 54 Below, un local que pretende rescatar la esencia del vaudeville de los años 20. El Joe’s Pub o el Café Carlyle también albergan actuaciones de variedades al más puro estilo night club de la primera mitad del siglo XX.

Los espectadores con nostalgia de las orquestas en vivo, las notas de jazz, el eco de los zapatos de claqué y la atmósfera canalla y “gloriosa” que marcaron los orígenes del Teatro Apollo tienen una cita en Harlem el 18, el 22 y el 23 de febrero de 2013. Las entradas, que oscilan entre los 45 y los 125 dólares, se han puesto a la venta este mismo lunes

Leave a Comment