No debo realizar más arte aburrido. John Baldessari - ESCRITURA NO-CREATIVA
15727
single,single-portfolio_page,postid-15727,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

No debo realizar más arte aburrido. John Baldessari

BaldessariEn 1971 John Baldessari se dedicó a escribir una y otra vez esta frase, remitiendo irónicamente a un castigo escolar y a una enseñanza que debe ser aprendida a toda costa. Además de su ironía, la obra se presenta como un statement. También como una instrucción y como una paradoja. Así, aborda al lenguaje en una serie compleja de niveles, de juegos y de dobles sentidos.


 

 

John Baldessari es uno de los personajes más provocativos del arte contemporáneo, uno de los que hace reflexionar justamente sobre qué es arte. En este breve documental sobre Baldessari, narrado por Tom Waits (quien nació en el mismo pueblo de la frontera entre México y Estados Unidos) y dirigido por el dúo de Henry Joost y Ariel Schulman (directores de Actividad Paranormal), podemos experimentar el mantra por el que se rige el artista: no hacer arte aburrido.

Con ese ritmo, hecho para nuestra generación con déficit de atención, descubrimos que Baldessari, el artista multilaureado, quemó en 1970 todas las pinturas que había hecho. Una torre artística, casi de manera literal, Baldessari mide 2 metros y se pregunta cuánto mide Clint Eastwood; nunca lleva nada en las bolsas; cree que cuando muera lo recordarán por ser el hombre que dibujaba puntos sobre las caras de las personas y que las mujeres piensan que su nombre es fonéticamente sexy.

Sus tres reglas (además del fundamento de no hacer más arte aburrido):

1. El talento es barato.

2. Hay que estar poseídos (pero esto no se puede forzar).

3. Hay que estar en el lugar indicado.

BaldessariPara algunos Baldessari podría ser un símbolo de la devastación del arte contemporáneo, del pop art hasta las instalaciones conceptuales, muchas de las cuales nos hacen reflexionar no sólo sobre qué es el arte sino si vivimos en sus postrimerías. De cualquier forma, es indudable que su buen humor y su confianza son contagiosas. Simplemente Baldessari, campeón provocador disfrutando de la vida, recortando fotos y coloreando las caras, como un niño grande.

 


 

Vía: http://pijamasurf.com/2014/06/la-primera-ley-el-arte-no-debera-de-ser-aburrido-sobre-john-baldessari

http://www.macba.cat/es/expo-john-baldessari

http://www.elcultural.com/revista/arte/John-Baldessari/26570